Conservación y Restauración de un tapiz

Hace unos meses nos encargaron la intervención de Conservación y Restauración de un tapiz de propiedad particular.

Su iconografía es mitológica y representa dos episodios de la vida de la ninfa Eurídice, en el día de su boda con Orfeo.

Se encontraba en mal estado de conservación y sus propietarios tenían la intención de restaurarlo para evitar la continuación de su deterioro y poder exhibirlo.

El aspecto cuando llegó a mi taller era muy malo, ya que se encontraba plegado numerosas veces, lo que hacía que se marcaran esos pliegues y arrugas en el tejido, tenía una gran cantidad de suciedad acumulada y fibras desintegradas, lo que oscurecía y agrisaba los tonos.

Una proporción grande de las tramas se habían perdido, especialmente en algunos tonos como el ocre, dejando las urdimbres al descubierto, lo que formaba en el tejido guirnaldas y desgarros.

En definitiva, necesitaba una intervención completa para devolverle su aspecto y su integridad física.

Realizamos, microaspiración exhaustiva, en repetidas ocasiones, anverso y reverso hasta retirar la mayor parte del polvo y la suciedad acumulada, así como los restos desintegrados de las propias fibras de lana y seda.

Posteriormente realizamos un lavado por pulverización de toda la superficie, habiendo realizado previamente ensayos de sangrado de tintes, con ellos eliminamos aun más suciedad incrustada entre las tramas y devolvimos humectación y elasticidad al tapiz.

Alineamos los hilos, cerrando los desgarros, empleando soportes parciales y consolidándolos mediante costura con punto de restauración.

Por último colocamos un nuevo forro, y montamos el sistema de colgado mediante cinta velcro, para instalarlo en su ubicación definitiva en la casa.

De este modo, hemos conseguido recuperar una pieza textil de gran valor histórico artístico y también sentimental. poniéndola en valor y favoreciendo su conservación en el futuro.

Imagen del estado inicial
Detalles de los desgarros y pérdidas de soporte
Detalle tras la consolidación
Detalle final
Imagen final en su ubicación definitiva

Descubrimientos en Conservación y Restauración

En la semana del Conservador-Restaurador, cuyo día grande se celebra mañana día 27 de enero, queremos mostraros un pequeño ejemplo del tema al que está dedicado el día de hoy.

Hoy dedicamos el día a los descubrimientos en obras, la investigación y el estudio que llevamos a cabo los restauradores en el desarrollo de nuestra labor.

Mi modesto ejemplo es este cuadro al óleo que llegó a mi taller.

Tiene una historia entre triste y tierna. Su aspecto, en el momento que yo lo recibo, se corresponde a un repinte que realizó la hermana del autor cuando ella padecía la enfermedad de Alzheimer.

La familia pensó en tirarlo, pero el dueño actual, un gran amante del arte y de la historia, que era muy cercano a la familia y al pintor, sabía que debajo estaba la pintura original y decidió guardarlo. Estuvo así bastantes años, hasta que me lo trajo para intervenir.

Eliminé el repinte a punta de bisturí y ciertamente, parece que es un cuadro completamente diferente, porque el repinte era total. De este modo, se recuperó el aspecto inicial de un cuadro que se pensaba perdido.